Inicio
Actividad municipal
Artículos
Elecciones 2011
Sitios amigos

Estamos encantados con este alcalde y su afán informativo.

(Moratalla, 3 de noviembre de 2011). Los alardes "informativos" del alcalde de Moratalla, que a nosotros sí nos gustan y no sabemos a quién se referirá cuando tanto insiste en publicar que “ seguirán dando información puntual aunque a algunos no les guste”  le están dejando a la altura del betún.

El 6 de octubre estaba resuelto el problema del aplazamiento de la seguridad social y el titular periodístico era casi futbolero (como cuando ganan la final marcando un golazo en el tiempo añadido). La Verdad del 7 titulaba “El alcalde salva “in extremis” los 260 puestos de los consejos locales”. El desarrollo de la noticia entrecomillaba la información que le había proporcionado el primer edil: “Ayer, sin embargo, el alcalde Antonio García salvaba la situación 'in extremis' y « haciendo malabarismos » para lograr liquidez «y pagar a la Seguridad Social la cuota de julio, por valor de 73.500 euros, que impedía el aplazamiento de deuda ». García aseguraba que « el pago se hará efectivo este viernes [hoy] por la mañana y tendremos el aplazamiento de la deuda con la Seguridad Social para hacer efectivas las subvenciones preservando los empleos de los Consejos Comarcales ». El alcalde aseguró a CC OO que «la convocatoria está fuera de lugar» .”

¿Por qué estaba “resuelto” el día 6? Porque el día 7 había, convocada por CC.OO., una concentración de trabajadores afectados en la puerta del ayuntamiento y había que reventarla como fuese.

Días después, pasada la concentración, vuelve la realidad y el pesimismo: Pasan diez días sin noticias del famoso aplazamiento de la deuda. Entretanto CC.OO. ha convocado a los trabajadores en Murcia ante la delegación del gobierno y ante el palacio de San Esteban.

Hasta que se aproxima el día 20 de octubre (día de la manifestación en Murcia). El día 19 se anuncia a bombo y platillo la solución “otra vez definitiva” (comunicado oficial de la alcaldía por los tablones y rueda de prensa en la tv local, además de dos reuniones con vecinos de El Sabinar y Benizar). Sin embargo, dos autobuses de las pedanías y uno del casco trasladan a los trabajadores a Murcia.

Acaba octubre como empezó. Sin papel. Quien dedicó tiempo y esfuerzos a proclamar a los cuatro vientos que ya tenía el aplazamiento lleva unos días quejándose de que el aplazamiento no llega. Menos mal que no se suspendieron las movilizaciones.

¿Puede ser que estemos asistiendo a un paripé para que los contratos de los consejos comarcales coincidan con la campaña electoral y empiecen a trabajar justito antes del 20-N?

La última “información”, publicada el día 1 de noviembre, de que había enviado las nóminas a los bancos para que los empleados municipales cobraran el mes de julio tampoco termina de culminar. A día de hoy (tres de los corrientes) no les ha llegado el dinero a sus respectivas cuentas. Y van cinco meses.

Por eso, sr. mío, es malo confundir información y propaganda .