Inicio
Actividad municipal
Artículos
Elecciones 2011
Sitios amigos
Ordenanzas fiscales: Una subida unilateral y desproporcionada.

Definitivamente, al PP se le ha subido a la cabeza su mayoría absoluta y está llevando adelante las mismas prácticas de las que se quejaba en la oposición. Desde el 11 de junio acomete la segunda tanda de subidas brutales de impuestos. En julio fue el agua y otros servicios básicos (guardería y escuela de música). Ahora, todo lo demás: basura, contribución, obras, tasas administrativas, sello del coche…

Han utilizado el verano para llevar adelante un despliegue mediático nunca visto, paseando la crítica situación económica del ayuntamiento de Moratalla por periódicos y televisiones de todos los confines del globo con dos objetivos: curarse en salud justificando sus acciones o inacciones y ablandar el juicio y criterio del ciudadano, volviéndolo más comprensivo ante medidas que significan una nueva vuelta de tuerca a sus maltrechos bolsillos.

El gobierno del PP no ha propiciado la participación de Izquierda Unida Verdes, ya que ha despachado el tema de la subida de impuestos en una semana, con una sola reunión y entregando documentación con “errores” hasta pocas horas antes del pleno.

Este es un asunto muy importante, que afecta directamente tanto a la economía del ayuntamiento como a la de los ciudadanos. No es un asunto para tratar con prisas y requiere un análisis minucioso, porque sabemos que la situación económica del Ayuntamiento es muy mala, pero también lo es la de muchos vecinos de Moratalla: hay que recordar que cerramos el mes de agosto con 920 desempleados, lo que supone más del 11% de la población total, contando jubilados y niños, y más del 20% de la población activa. Es decir, casi 1 de cada 4 moratalleros en edad de trabajar está en el paro.

Se ha llevado adelante la subida del recibo de la basura en un 25 % pero sólo la doméstica, olvidando actualizar todas las demás actividades. Incrementa el 20% la contribución, que ha experimentado en los últimos años unas subidas brutales, olvidándose de la campaña panfletaria que el actual alcalde llevó adelante en 2008, precisamente en contra de la subida de este impuesto. Y así, sucesivamente: vehículos entre un 21 y un 35 % de subida; tasas administrativas, un 40 %...

Por otro lado, el gobierno del PP llevó al pleno su propuesta de modificación de 10 ordenanzas fiscales en un solo punto. Es decir, o votas todo a favor o todo en contra. En Izquierda Unida Verdes pensamos que ese no es un método que propicie el encuentro y las aportaciones, sino todo lo contrario.

Por todos estos motivos, el voto de Izquierda Unida Verdes fue en contra.

En el Pleno el alcalde anunció que presentaría un plan de saneamiento económico. Este anuncio evidencia que su forma de enfocar el asunto de los impuestos ha sido equivocado. Probablemente sería más correcto presentar antes el plan. Pero aquí se va al revés: primero llegamos a las conclusiones y después analizamos la situación. Habríamos preferido conocer las alternativas para hacer frente a la situación: Qué gastos superfluos se van a recortar, qué fórmulas se van a poner en práctica para optimizar los servicios que presta el ayuntamiento y de qué forma se van a mejorar los ingresos.

En materia de impuestos, Izquierda Unida Verdes defendemos que son imprescindibles para garantizar servicios públicos básicos, pero también que deben ser proporcionales a la capacidad económica de los ciudadanos: Que pague más quien más tiene. Y, en Moratalla, el gobierno del PP y su mayoría absoluta han impedido el estudio y el debate, perdiendo una oportunidad de llevar a cabo un modelo de fiscalidad municipal de impuestos progresivos. Y todo esto a escasas fechas de que los mismos dirigentes del PP que ahora gobiernan y defienden esas subidas en una población empobrecida por la crisis económica, sostuvieran lo contrario.

Moratalla se aprieta el cinturón, según el titular de prensa, pero temo que no va a ser suficiente. Será necesario que algunos dirigentes regionales del PP, el primero su presidente, cumplan sus promesas de campaña electoral y aporten al ayuntamiento de Moratalla algo más que palmaditas en la espalda y asesoramiento técnico, que de eso ya nos sobra. Para pagar las nóminas y a los proveedores lo que se necesita es dinero.

Diego Fernández Sánchez

Portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida Verdes en el Ayuntamiento de Moratalla