Inicio
Actividad municipal
Artículos
Elecciones 2011
Sitios amigos

Subidas de impuestos: otra vuelta de tuerca a las economías de las familias en Moratalla

(Moratalla, 13 de noviembre de 2012).

“ Ya tienen bastante los ciudadanos de Moratalla con los impuestos que le sube el Gobierno de España”. “No entendemos cómo un Ayuntamiento al que le ha bajado tanto la actividad económica tiene dos concejales liberados”. Antonio García Rodríguez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Moratalla en la legislatura 2007-2011. Pleno Ordinario de noviembre de 2010.

Después de estas declaraciones del actual Alcalde, hemos vuelto a sufrir desde los gobiernos central y regional subidas del IVA, de la electricidad, de los impuestos sobre hidrocarburos, re-pagos en los medicamentos y en los servicios sociales, reducción de salario y eliminación de paga extraordinaria a los trabajadores públicos, abaratamiento de despido y reducción de salarios a los trabajadores por cuenta ajena, subida de tasas universitarias, eliminación de becas para libros, etcétera…

Desde el gobierno municipal, presidido por Antonio García Rodríguez, el pasado año se subieron los impuestos y tasas municipales: un 25% la tasa de recogida de basura, un 20% los tipos del IBI (a los que hay que añadir el 10% que cada año sube, hasta 2017, la cuantía del valor catastral al que se aplican estos tipos), entre un 21% y un 35% el impuesto sobre vehículos, un 40% las tasas administrativas, un 33% el recibo del agua, más de un 100% las tasas de la Escuela de Música y la Guardería, etcétera.

El mes de octubre de 2012 dejó un total de 1.205 personas inscritas como desempleadas en las oficinas del SEF (no cuenta a las personas desempleadas no inscritas, que también las hay), un 14,3% de la población total, incluyendo a pensionistas y menores de edad, por lo que es fácil que se esté rondando el 30% de la población activa de Moratalla. Muchas de estas personas han agotado su prestación y cada vez son más las familias que carecen de ingreso alguno.

El Ayuntamiento tiene una deuda de 30 millones de euros, sigue debiendo tres nóminas a los trabajadores y trabajadoras, la deuda a proveedores se ha cambiado por una deuda a los bancos a un 7% de interés y sigue solicitando créditos a las entidades bancarias.

Con esta situación, el pasado jueves 8 de noviembre, en un pleno extraordinario, el gobierno del PP, presidido por Antonio García Rodríguez, vuelve a subir los impuestos y tasas municipales un 3,4%, y en el caso del recibo del agua, un 7,82%. Para ellos es una actualización del IPC, lo que sube la vida, dicen. No tienen en cuenta que esa subida de precios que utilizan como referencia está provocada por la subida de impuestos. No tienen en cuenta que lo que en realidad está pasando es una brutal pérdida de poder adquisitivo. No tienen en cuenta que los ciudadanos y ciudadanas ya no podemos pagar más, que estamos al límite, que estamos exprimidos al máximo. Que estamos pagando por encima de nuestras posibilidades una crisis que no provocamos mientras se rescata con nuestro dinero a los culpables.

Tampoco incluyeron la modificación del precio de la Guardería Municipal, tal y como ya pedimos en el pleno de septiembre, por lo esa rebaja quedará a capricho del Alcalde, que por lo que se ve, no tiene intenciones de que dure mucho tiempo.

Pregunta el Alcalde que quién va a pagar la deuda del Ayuntamiento si no son los vecinos y vecinas. Una deuda que proviene de derroches y políticas electoralistas, de paellas gigantes, de viajes, de fiestas, de fantasías y castillos en el aire de, tanto en su gobierno anterior como en el gobierno del PSOE. Aunque suban un 1.000% los impuestos es imposible sacar al Ayuntamiento de esta situación.

Para Izquierda Unida no es momento de subir más los impuestos a los que ya no pueden pagar más. Es momento de exigir a los gobiernos central y regional un cambio en la financiación de los ayuntamientos, de exigir una banca pública que financie a las entidades públicas en condiciones favorables que eviten las condiciones actuales que rozan la usura, de solicitar que se rescate a las personas, que se rescate a las instituciones, pero exigiendo y depurando responsabilidades con los culpables que nos han llevado a esta situación. Es el momento de plantar cara.

Mientras, internamente es el momento de la austeridad, de la eliminación total de los gastos superfluos, de la primacía de las políticas sociales por encima de cualquier otra. Es el momento de poner todos los recursos disponibles para ayudar a los vecinos y vecinas a superar esta angustiosa situación en vez de contribuir a ahondar en ella.

En Izquierda Unida estamos totalmente de acuerdo con las declaraciones de Antonio García Rodríguez en el pleno de noviembre de 2010: Ya tienen bastante los ciudadanos de Moratalla con los impuestos que les sube el Gobierno de España. No entendemos cómo un Ayuntamiento al que le ha bajado tanto la actividad económica tiene dos concejales liberados.

DENTRO VÍDEO

Ya tienen bastante los ciudadanos de Moratalla con los impuestos que les sube el Gobierno de España

No entendemos cómo un Ayuntamiento al que le ha bajado tanto la actividad económica tiene dos concejales liberados.